¿Qué es una nota de abono?

En facturación, una nota de abono es el documento por el cual se devuelve o anula una factura emitida con anterioridad.

 

Mientras, en contabilidad, el abono es una partida que se asienta en el lado del haber y se contrapone al cargo, que se encuentra en el lado del deber.

 

La nota de abono también puede ser emitida como un documento bancario para indicar al depositante que ha recibido (o recibirá) una cantidad.

 

Pero además, desde el año 2013, con la entrada en vigor del Nuevo Reglamento de Facturación, una nota de abono es lo mismo que una factura rectificativa, que es su nombre más técnico.

 

Entonces, ¿hay alguna diferencia entre nota de abono y factura rectificativa?

 

En realidad, una nota de abono está dentro de lo que corresponde a las facturas rectificativas. Pero dichas facturas engloban más conceptos que el de nota de abono, que es cuando la factura rectificativa es a devolver dinero al cliente. Se podría decir que una nota de abono es una factura rectificativa negativa.

 

¿Cuándo emito una nota de abono?

Cuándo emitir una nota de abonoUna nota de abono es un documento contable, cuyo fin es ajustar la cantidad que un cliente ha pagado en una transacción comercial.

 

Por ejemplo, si ha habido un error al facturar, y la cantidad queda en positivo para el cliente (y como factura de venta negativa para el comercio) Lo cual puede ser porque se han repercutido erróneamente las cuota del IVA, o se ha de modificar la base imponible.

 

Puedes leer también  Factura recapitulativa: qué es y cuándo usarla

Cuando el cliente devuelve lo que ha comprado. Por eso, la nota de abono también era conocida como nota de crédito: el vendedor emite una nota abono para informar que ha recibido las mercancías devueltas, y por tanto ese “crédito” queda a favor del comprador.

 

También se emiten notas de abono cuando el vendedor decide rebajar el precio que se había acordado con el cliente en la factura inicial de un determinado producto o servicio. Suele ser porque es un cliente especial, por compra en un gran volumen, o incluso si ha habido incidencias durante el proceso de transacción comercial o en el trato al cliente.

 

La nota de abono se puede emitir siempre que no hayan pasado aún cuatro años desde que se devengó el impuesto.

 

¿Qué información he de incluir en una nota de abono?

Como pasa con cualquier otro ticket, hay una información básica que debe incluir toda factura o nota de abono:

 

  • Nombre de la empresa que hace la factura, con su dirección y CIF.
  • Nombre del cliente, su dirección y NIF.
  • Incluir fecha y número identificativo de la factura a la cual rectifica.
  • Cuál es el importe de rectificación de la factura.
  • Numeración específica de la nota de abono (que ha de ser diferente a la factura inicial que está corrigiendo)
  • Los importes deben ir en negativo.
  • Hay que incluir el tipo impositivo y la cuota que se ha repercutido, sin incluir el IVA.

 

Datos a incluir en una nota de abonoModelo de nota de abono

No existe un modelo en sí mismo, lo importante y necesario es que la nota de abono incluya toda la información detallada en el punto anterior.

 

Puedes leer también  ¿Qué es una factura en negativo?

Según la normativa del 2013, no es necesario indicar que es una factura de abono, o el motivo por el que se lleva a cabo. Sin embargo, no está de más incluir dichos datos en algún campo de observaciones. A veces no es tanto por Hacienda, si no por un mejor control interno del propio comercio.

 

Conclusión

Como todo lo que conlleva movimiento y registro de cantidades en un negocio, las notas de abono deben estar siempre bien cumplimentadas y registradas, para que la contabilidad del comercio no se desajuste.

 

Desde Innovacomerce, ponemos a tu alcance todas las herramientas pertinentes para que puedas encargarte del manejo de tus cuentas, facturas, abonos, etc de la manera más fácil.

About the Author

Leave a Reply

Utilizamos Cookies propias y de terceros para recopilar información para mejorar nuestros servicios y para análisis de tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. Puedes configurar tu navegador para impedir su instalación.